Verdad incómoda

cadenas venezuelaCon el paso de mis años me ha resultado claro que en Venezuela la libertad se ha confundido con hacer lo que nos venga en gana. Libertad no es libertinaje. La libertad se busca, se defiende y se atesora. Pero, lo más importante es que no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe.

Somos libres en la medida en que reconocemos la humanidad y dignificamos la libertad de quienes nos rodean. Somos libres en la medida en que aprendemos a disentir con respeto y sin juegos de poder.

Mirando atrás, a los venezolanos nos ha costado muy poco caer en las falsas ofertas de lo malo,  irremediablemente atraídos a lo fácil, lo que nos resuelva el momento, sin  asumir responsabilidades ni deberes. En ese facilismo populista, nos volvimos unos inválidos de mente y corazón, aceptando que nos pisotearan a cambio de no hacer nada.

Hay muchas cadenas que romper…

Toronto, 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: