Día 3: Plan de escape

Comenzaste a sentirte en una cárcel, aun en plena calle. Mirabas sobre el hombro mientras caminabas por las aceras de tu pueblo o ciudad y creías que no llegarías a tu casa sano y salvo.

Una vez que cerrabas la puerta de tu casa, pasabas tres cerrojos, activabas la alarma contra robos, mirabas el atardecer a través de rejas, soltabas al perro en el patio. Volver a salir te crispaba. Como un reo en su celda, pensaste en mil planes de escape: escenarios, tiempos, dudas, valentía y voluntad.

Hoy escarbarás el concepto de libertad, lo que ha significado para ti cuando estuvo a punto de esfumarse de tu vida.

Respira y date permiso para purgar esas memorias. Ten paciencia contigo mismo. Trátate con amor y calma.

Escribe sin editar ni pensar durante 20 minutos para comenzar. Solo deja que tu mano fluya desde tu mente, a través de tu pluma al papel.

Descarga aquí para revelar el tema de hoy para recordar cómo era tu vida antes de emigrar. Recordar cómo tu libertad era cada vez más efímera, y todo aquello que tuviste que soltar para reclamarla.

Deja volar tus recuerdos hacia todo lo que hiciste para lograr de nuevo tu libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: